jueves, 26 de mayo de 2011

Jung habla de las Tipologias....


Jung Plantea que un tipo Psicológico es “un modelo característico de una disposición habitual que se observa en numerosas formas individuales”. Sin embargo, hizo gran énfasis en que resultaba estéril poner etiquetas a las personas al categorizarlas de acuerdo a la personalidad, ya que ésta se desenvuelve y rige por la compleja dinámica de la psique. No obstante, consideró importante para la práctica psicológica, tener criterios objetivos que permitan dar explicación a psiquismos turbados o confusos, así como poder explicarle a una persona cómo es otra y/o cómo es sí misma (Jung, 1994, 1937).
En el área de la psicología de la personalidad formuló una definición de tipos psicológicos en base a la combinación de dos aspectos:
·         la disposición de la libido con respecto al objeto o ambiente
·         funciones psicológicas fundamentales

1.DISPOSICIONES GENERALES o ACTITUDES
Son tendencias innatas para percibir y actuar con el exterior o ambiente (objeto). Existen dos disposiciones, la extraversión y la introversión; en la primera el interés y la líbido (energía psíquica) están dirigidos hacia el ambiente y en la segunda en interés y la libido están orientadas hacia el interior del individuo (sujeto). Ambas tendencias se encuentran en la persona, pero una se desarrolla, y por lo tanto se expresa más que la otra, pasando a dominar el lado consciente de la estructura psíquica; mientras que la otra prevalece en menor grado permaneciendo en el inconsciente, pudiéndose expresar en ciertas conductas, como por ejemplo, el caso de un extravertido que interesado por socializar con sus amigos emite a la vez opiniones con falta de tacto que lo alejan de los mismos (Jung, 1965).
Extraversión: El individuo extravertido piensa, siente y obra en relación al objeto o ambiente; toma sus determinaciones por lo que viene desde fuera, tanto si se basa en objetos materiales como en el conocimiento externo común a su cultura; tiene una moral basada en la convención social, que más que una adaptación es una acomodación, ya que no le servirá si se cambia de cultura, o si está en una subcultura errónea. El nuestra cultura el extrovertido es un individuo normal que elige su carera en base a lo convencional y no prueba con lo nuevo, tiene muchos amigos, aunque a veces comete desatinos con ellos, le interesa la realización económica, es relativamente influenciable dependiendo del grado de su extraversión. Su debilidad es que, al no preocuparse por lo subjetivo o interno, descuida su salud en función del éxito laboral, ya que tiende a pensar que pequeñas molestias son ilusiones, y aunque sus amigos se lo indiquen, no hace caso a su cuerpo hasta que desarrolla síntomas incapacitantes. El inconsciente del extravertido compensa la excesiva represión de la subjetividad con el desarrollo de una tendencia egocéntrica e infantil; mientras mayor sea la extroversión consciente, mayor será el egoísmo inconsciente (Jung, 1965)
Introversión: El individuo introvertido tiende a poner entre la percepción del ambiente y su obrar una opinión subjetiva o interna que no proviene de éste; no es que no vea las condiciones exteriores sino que elige como definitivas las interiores; no siguen las convenciones sociales al elegir su futuro, su forma de vestir, o su nivel de moral; llevan la mayoría de su vida internamente, aficionados a la lectura, comunican poco de lo que hacen por lo que se ven inseguros o turbados; tienden a ser inflexibles en su juicio aunque no puedan demostrar su razón; la tendencia exagerada a lo extravertido en nuestra sociedad y en la cultura occidental, obliga al introvertido a defenderse exagerando el subjetivismo. En el inconsciente se da una relación compensadora, tendiendo éste a darle una mayor relevancia al objeto y facilitar la relación con el ambiente, es así como el introvertido se ve frenado por la dependencia económica, el miedo a la opinión pública o el deseo de ser amado; el inconsciente posibilita la relación con el ambiente (Jung, 1965)
2.FUNCIONES PSICOLÓGICAS FUNDAMENTALES
Jung (1994) explicó que para percibir y orientarse en el mundo exterior, el individuo utiliza principalmente las impresiones sensoriales, la sensación”. Una vez se ha constatado la presencia de un objeto en el entorno, el pensamiento”, en tanto función psíquica, permite establecer lo que es el objeto. A pesar de lo anterior, la información es limitada todavía a la impresión sentida en el momento presente; por ello, a través de la intuición”, que se mueve en el dominio de las suposiciones y de los presentimientos, -o impresiones vagas-, el individuo puede presentir el origen (pasado) y la evolución (futuro) de dicha información. Finalmente, en este proceso de percibir y orientarse en el mundo externo, se debe tener en cuenta la relación que existe entre el objeto y el individuo, la manera en que este último se ve afectado por los objetos, lo cual se encuentra en la esfera del sentimiento”, es el sentimiento el que dicta el valor que tiene el objeto para sí.
Para resumir este proceso, cabe retomar lo escrito por Jung (2002):

"Estos cuatro tipos funcionales corresponden a los medios evidentes por los cuales obtiene la conciencia su orientación hacia la experiencia. La percepción (es decir, la percepción sensorial), nos dice que algo existe; el pensamiento nos dice lo que es; el sentimiento nos dice si es agradable o no lo es, y la intuición nos dice de dónde viene y adónde va" (p.102).
Son actividades mentales utilizadas por el individuo para adaptarse y orientarse con respecto al medio. Estas funciones no se mezclan entre sí, no comparten ningún elemento. En cada individuo se presentan todas las funciones, desarrollándose una más que el resto, la que Jung denomina función superior o predominante; una segunda y tercera función actúan como auxiliares de ésta; las tres primeras funciones son conscientes; la cuarta función que es la menos ejercitada se denomina función inferior, se encuentra en un estado primitivo de evolución, pudiendo permanecer inconsciente o seminconsciente, en este caso el individuo no podrá controlar esta función. El desarrollo de una función sobre las otras es innato, pero modulado por el ambiente social, ya que favorece su adaptación al medio; la función superior es la que será utilizada para definir el tipo psicológico junto con la disposición general introvertida o extravertida (Jung, 1965).
A) El Pensar: Es el establecimiento de relaciones conceptuales entre las representaciones mentales, de acuerdo a las propias leyes del individuo.
B) El Sentir: Proceso entre el yo y un contenido de la consciencia que le otorga un valor de agrado o desagrado; es un proceso totalmente subjetivo que puede ser independiente de la percepción; no se puede definir apropiadamente a través del pensar.
Estas dos primeras funciones se denominan racionales
C) El Percibir: Es la transmisión de un estímulo físico a la conciencia y la alteración física que produce en los órganos de los sentidos y sirve de base al desarrollo del sentir y del pensar.
D) El Intuir: Es la transmisión inconsciente de los estímulos externos a la psique, manifestándose en la conciencia como conclusión intelectual, sentimiento o percepción, del cual no se conoce su origen.
Estas dos últimas funciones se denominan irracionales (Jung, 1965).
Tipos Resultantes
De la combinación de las dos disposiciones generales y las cuatro funciones psicológicas Jung definió ocho tipos psicológicos fundamentales, entendiéndose por tipo el "ejemplo característico de una disposición general que se observa en numerosas formas individuales" (Jung, 1965, p. 291, v. 2), y se describen a continuación:
A) Reflexivo extravertido: Este tipo se da más frecuentemente en los hombres, es un individuo que elabora sus teorías sobre la base de datos objetivos, obtenidos por medio de la percepción sensorial o extraídos de la cultura; la emoción y otros elementos irracionales quedan relegados a un segundo plano en el juicio. Dirige su conducta y pretende dirigir la de los demás con sus postulados ya que los considera válida universalmente por provenir de los objetivo, esto lo hace ser intolerante y tirano sobre todo con su familia y círculo más interno; observado desde fuera se percibe como una gran persona preocupda de los demás.
B) Reflexivo introvertido: También es más común en hombres que mujeres; esta persona tiende a elaborar teorías de origen subjetivo, sin prestar atención a los externo, y considerando los hechos sólo cuando le permiten comprobar sus teorías; es un individuo pobre en sentimientos e intuición; es muy terco y tenaz para defender y llevar a cabo sus ideas, pero a la vez es influenciable y explotable fácilmente porque no percibe las intenciones ajenas por la poca relevancia que da a lo externo; al contrario del tipo reflexivo extravertido es percibido externamente como inadaptado, pero mientras más cerca de él se este más se le aprecia.
C) Sentimental extravertido: Este tipo se da mayoritariamente en las mujeres; guían su accionar por el sentimiento provocado por lo externo; su actividad intelectual está restringida a lo que sienten, ya que no pueden pensar sobre lo que no han sentido previamente, del mismo modo su forma de pensar sobre un objeto varìa de acuerdo a como varìa su sentir. Expresan abiertamente sentimientos, se identifican fácilmente con las persona.
D) Sentimental introvertido: Se da casi exclusivamente en la mujer, este tipo es incapaz de expresar sus afectos y aversiones; se percibe callada, inaccesequible, difícil de comprender y melancólica; no manifiesta deseos de influir sobre los demás, de hacerse notar, ni de juzgarlos; la dificultad para percibir lo externo la hace ver indiferente y carente de tacto, lo que le impide entablar relaciones personales y ser comprendida.
E) Perceptivo extravertido: Predomina la percepción sensorial centrada en el objeto, por lo que sólo se siente cómodo en el campo de las realidades tangibles, busca estar siempre bombardeado por estímulos externos, pero se fastidia rápidamente, por lo que necesita que los estímulos cambien constantemente. Manifiesta tendencia al gozo, es alegre y vivo. Permite que abusen de él, pero a la vez es vengativo. Atribuye valor mágico a los objetos de manera inconsciente.
F) Perceptivo introvertido: La experiencia subjetiva de la percepción sensorial es la que domina su orientación, este tipo se interesa principalmente por los aspectos subjetivos de lo que percibe; por lo tanto, sus percepciones tienen escasa relación con las características objetivas de la realidad, de ahí que estas personas vivan en un mundo irreal. este individuo permite que abusen de él, pero a la vez es vengativo. Atribuye valor mágico a los objetos de manera inconsciente.
G) Intuitivo extravertido: Este tipo tiene la capacidad de generar una gran variedad de posibilidades en el mundo objetivo, parece ser muy optimista; su interés por una cuestión permanece hasta que consigue su objetivo, pero luego la abandona y busca otras perspectivas, por esto es considerado inestable y cambiante, además tiende a entusiasmar a otros en sus proyectos y luego los abandona. Poseen una moral propia y escaso interés por el sentimiento ajeno, así como por las convenciones y hábitos sociales. En este grupo figura la mayor parte de los comerciantes, políticos y aventureros; por otro lado, tienen una extraordinaria capacidad para despertar entusiasmo en los demás hacia nuevas cosas.
H) Intuitivo introvertido: En este tipo figuran los soñadores, los videntes, los fanáticos y los artistas, estos últimos son los normales; son fundamentalmente subjetivos, escasamente preocupados por las cosas exteriores, incluida la moral; inestables y poco dignos de confianza en las relaciones interpersonales. Estas personas son consideradas un enigma por sus semejantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada